Pedido telefónico:

Vestidos largos estampados de fiesta

Los vestidos largos estampados de fiesta son tendencia de temporada. Si otros años los vestidos lisos eran considerados los más elegantes para cualquier evento, los estampados han cobrado protagonismo y se han reivindicado como la mejor opción para las fiestas de verano.

Los cortes clásicos de tirantes y palabra de honor continúan apareciendo en los catálogos de moda, esta vez con telas coloridas y con muchas flores. Pero a su lado encontramos otros cortes mucho más bohemios que se ciñen al pecho y caen a continuación hasta los tobillos. Las telas de este tipo de vestidos suelen tener una buena caída y son suficientemente ligeras para adaptarse al cuerpo y al movimiento, resultando así muy sensuales.

Entre los estampados más destacados están las flores, el auténtico hit de la temporada. Los estampados de flores vienen en todas sus versiones: flores abundantes de gran tamaño, pequeñas flores que salpican la tela o una o dos flores grandes como únicas protagonistas bordadas.

El fondo negro con flores rojas es una de las opciones más elegantes para los vestidos de fiesta, sin olvidar el azul eléctrico que tan de moda está esta temporada, tanto para el fondo del vestido como para el color de las flores.

El otro estampado de moda es el geométrico, especialmente en su versión de rayas combinadas, tanto horizontales, como verticales e incluso diagonales. Se trata de combinar las líneas para que estilicen la silueta allá donde se desea y remarquen las curvas femeninas en pecho y caderas.

Como combinar estos vestidos

Cuando se escoge un vestido largo estampado hay que tener mucho cuidado con los complementos, ya que podríamos acabar recargando demasiado el conjunto. Este tipo de vestidos son muy llamativos y reclaman el protagonismo absoluto del look.

Las sandalias altas en tono liso son perfectas para realizar combinaciones con estos vestidos. Pueden elegirse tonos dorados o plateados, muy actuales, combinados con un bolso del mismo tono. Si se quiere algo más discreto se puede optar por el color negro o el blanco en combinación con el fondo del vestido.

Hay que tener especial cuidado con las joyas, ya que con los estampados del vestido no queremos accesorios que puedan incluirlas. Mejor optar por algo sencillo, aunque sea de gran tamaño. Las tiaras y los turbantes están de moda y son dos accesorios que van muy bien con los vestidos más bohemios de esta temporada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x