Pedido telefónico:

Faldas con vuelo, el encanto de la feminidad

Si hay una prenda que representa como pocas la feminidad esa es la falda y dentro de estas, especialmente las de vuelo. Los vestidos con faldas vaporosas al estilo de los años cincuenta y sesenta llevan ya varias temporadas viéndose en las pasarelas y forman parte del catálogo de Motufashion porque son muchas las mujeres que eligen esta prenda como parte de su modo de vestir.
vestidos-rojos-de-cocktail-chic_1

En su versión más clásica, se trata de una falda ceñida en la cintura a partir de la cual sale el vuelo, incluso con un suave can-can que le da volumen y que hace que la cintura se vuelva todavía más fina. Pero hay otras opciones para aquellas mujeres que prefieren no ver sus caderas tan marcadas.

Disimula tus caderas
El vuelo de las faldas puede partir de más abajo en aquellos modelos pegados a la cintura y las caderas y vuelo a continuación. Este tipo de faldas ayudan a disimular las caderas anchas, creando un efecto cinturón bajo que ópticamente contribuye a afinar esta zona. Es también un corte ideal para aquellas que quieren disimular un trasero excesivamente contundente, aunque hoy en día la moda es precisamente resaltarlo.

Si eres de las que tienen como zona problemática los muslos, las faldas con vuelo desde la cintura son una gran opción, porque no permiten que se marque esa zona, como ocurre con las faldas rectas o de lápiz, y te dibujan una figura mucho más equilibrada y atractiva.

Vestidos de vuelo
Dentro de las faldas de vuelo encontramos también los vestidos con falda de vuelo. Algunos cuentan con una falda con una gran caída, muy seductora y que marca discretamente la forma del cuerpo, siendo favorecedora para prácticamente todo tipo de mujer. Es importante que si la falda tiene vuelo, la parte superior del vestido sea ceñida al cuerpo para no caer en un exceso de volumen poco favorecedor.

Las telas superpuestas, como rasos y gasas, dan lugar a las mejores combinaciones para vestidos de falda de vuelo para fiestas. Un ejemplo lo tenemos en aquellos vestidos con una falda recta en raso y que por encima de esta tienen otra con más vuelo en gasa.

En el caso de chicas muy menudas tenemos la versión más extrema en las faldas tipo ballet, muy cortas y con un vuelo muy marcado, que otorgan un gran volumen en la zona. Se trata sin duda de una alternativa divertida y con un cierto aire travieso e infantil.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x