Pedido telefónico:

Consejos

  • ¿Cómo hacer que tu traje de baño dure mucho más tiempo?

    Sol y salitre o sol y cloro son dos de las peores combinaciones de este verano para todo aquello que las sufre. Que se lo digan sino a nuestro pelo, que debemos de cuidar con mascarillas y champús especiales durante todo el verano para que no quede estropajoso y seco.
    Los trajes de baño también sufren de esta destructiva combinación y aunque sus telas de lycra suelen estar pensadas para soportarlo casi todo, unos buenos cuidados van a contribuir sin duda a que se mantengan impecables durante más tiempo, pudiendo disfrutar de bañadores y bikinis con colores intensos y con una correcta sujeción toda la temporada.
    bikinis-negro-b83_l_1
    El lavado de los bañadores
    No es necesario lavar el bañador tras cada uso, un simple aclarado en agua fría es suficiente. Si el bañador tiene alguna pequeña mancha se puede lavar con un jabón neutro frotando con suavidad tan solo en esa zona, de modo que no haya que limpiar toda la prenda. Evitar pasos innecesarios por la lavadora nos ayudará a que los colores se mantengan impecables.
    El vinagre es un gran aliado precisamente en este tema, ya que evitará que estos pierdan intensidad. Si vamos a lavar la prenda a mano debemos de sumergirla en agua con un chorro de vinagre antes de proceder a la limpieza y si es en la lavadora, un chorrito nos ayudará también a hacer las veces de suavizante.
    Consejos prácticos
    Las pinzas pueden dañar la lycra del bañador, por lo que se recomienda que seque extendido sobre una superficie plana y preferiblemente a la sombra. La acción del sol puede hacer que las gomas acaben deterioradas y la lycra ceda, dando un aspecto envejecido al bañador y haciendo que este no sujete como debería.
    Evita que los bronceadores manchen demasiado el bañador, pues pueden dañar sus tejidos, además de que con la acción del sol esto favorece que se apaguen los colores.
    Evita los roces al salir de la piscina, para eso es preferible usar las escaleras y no impulsarse al bordillo. Tampoco es recomendable sentarse sobre la arena o el césped durante mucho tiempo, pues la primera actúa como una suave lija sobre los tejidos, mientras que la hierba puede desteñir, causando marcas muy difíciles de eliminar.
    Al final de la temporada lava bien el bañador sin utilizar suavizantes y guárdalo dentro de una bolsa cerrada para que no se dañe. Estará impecable para el verano siguiente.

  • Las flores, a tus pies

    Los estampados de flores se confirman como la gran tendencia de este verano. Vestidos, chaquetas, bañadores y todo tipo de complementos lucen este tipo de dibujos entre cuyos colores predominantes están el verde y todas las gamas de rosa y rojo, aunque no se descarta ningún tono.
    Esta moda ha llegado también a las zapatillas e incluso a los zapatos veraniegos, pero no solo a sus adornos o a las tiras de tela de las sandalias más playeras. Las zapatillas vienen todas ellas estampadas, incluidas las altas cuñas sobre las que nos vamos a subir durante este verano.
    sandalias-de-tacon-con-flores-online_1
    Las sandalias de verano, el calzado favorito de la mayoría de las mujeres en esta época, es el que más se ha visto contagiado por esta moda “flower power” tan femenina y favorecedora.
    Los zapatos, también llenos de color
    Incluso los zapatos de tacón nos llegan también estampados en los colores más alegres y con aspecto de un florecido jardín. Para muchas, ya era hora de que los zapatos rompieran de una vez por todas su apariencia tan seria y generalmente monocromática.
    Aunque ya ha habido otros intentos de llevar los colores a los zapatos y zapatillas, pocos han tenido una acogida tan unánime entre los grandes diseñadores y también entre el público, ya que hemos podido ver a numerosas famosas luciendo este tipo de calzado.
    Cómo se llevan
    Para la noche, donde prima la elegancia, se recomienda lucir los zapatos estampados optando por aquellos que tengan un print más discreto formado por flores de pequeño tamaño. El vestido debe de ser sencillo y en tonos lisos que pueden conjuntar con el fondo del zapato. Un ejemplo lo tenemos en la combinación de un vestido blanco, de tendencia esta temporada, con los zapatos de fondo blanco y pequeñas flores rojas estampadas.
    Para los outfits informales de día se puede optar por zapatillas o sandalias de cuña con grandes flores y combinadas con pantalones vaqueros o con faldas pantalón lisas a media pierna, otra de las prendas de moda de esta temporada.
    Procura que tanto ropa como complementos diurnos sean de colores que combinen con el tono principal del zapato y que no tengan otros estampados, ya que se vería excesivamente recargado y se eclipsaría el efecto de los zapatos. Ellos deben de ser los auténticos protagonistas en este look, que va a verse tanto en la noche como en el día durante toda esta temporada estival.

  • Mantén tus braguitas delicadas como nuevas

    La lencería más sexy es también la más delicada. Los delicados tejidos con los que se realizan las braguitas y, sobre todo, el encaje con el que se adornan, requiere de unos cuidados especiales si queremos que se mantengan tan bonitas y tan sensuales como el primer día.
    El primer consejo es lavar las braguitas a mano. Incluso los programas de lavado delicado pueden estropear la ropa interior. Además, los suavizantes no son lo más recomendable en unas prendas de ropa que van a estar en contacto con lo más íntimo.
    xtanga-negra-con-encaje.jpg.pagespeed.ic.qAZpM5g1aC
    Cómo lavar a mano las braguitas de una manera sencilla
    La mejor forma de lavar a mano las braguitas es poner en una tina agua tibia con un poco de detergente para ropa delicada. Es recomendable que sea líquido. Se prepara el agua jabonosa y se introduce la ropa, dejándola a remojo durante más o menos media hora. Por supuesto, no mezclaremos la ropa blanca con la de color, para garantizar mejores resultados.
    Las braguitas se deben de frotar poco y de manera muy suave, usando un trapito suave para hacerlo y sin frotar jamás la prenda contra su misma tela. Hecho esto, se aclaran con agua abundante y se secan al aire.
    Trucos que consiguen un mejor resultado
    - Si la prenda es nueva, antes de lavarla sumérgela media hora en agua con vinagre. Esto ayudará a proteger tanto la tela como el color.
    - Aunque laves la braguita en agua tibia, aclárala siempre en agua fría. De hecho, lo mejor es que el agua jamás supere los treinta grados, ya que se pueden dañar los elásticos, amarillear los colores o incluso desteñirse.
    - No caigas en la tentación de acortar el proceso de secado poniendo tus braguitas de lencería sexy sobre el radiador, ni mucho menos utilizando la secadora ya que puedes estropearlas fácilmente.
    - Utiliza productos específicos para resaltar el blanco, como por ejemplo los detergentes blanqueadores, pero no uses lejía. Este producto puede amarillear la ropa interior, haciendo que pierda toda su belleza.
    - No planches nunca tus braguitas de lencería fina. Limítate a doblarlas y guardarlas una vez que estén perfectamente secas.
    - La lencería más delicada debes de guardarla envuelta en papel de seda. Incluso es recomendable forrar con papel protector el cajón del mueble en el que la guardas si este es de madera, para que no se enganche con ninguna astilla.

  • ¿Conoces los diferentes tipos de sujetadores?

    No solo la talla es importante a la hora de escoger un sujetador, sino también su corte. Cada necesidad y cada tipo de pecho requieren un estilo de sujetador y vamos a analizar algunos de los más habituales
    conjunto-balconet-y-culotte-pin-up
    Por su relleno
    Sujetadores naturales: no tiene relleno, por lo que no modifican la talla de pecho de la mujer
    Sujetadores armados: tiene copas guateadas que garantizan una mayor sujeción, pero no afectan al tamaño del pecho.
    Sujetadores con relleno: aumentan hasta dos tallas el tamaño natural del pecho de la mujer, por lo que son ideales para los pechos pequeños.
    Por su uso
    Sujetadores de calle: son los sujetadores que se usan para el día a día, que pueden ser lisos, en estampados o incluso con un pequeño toque de encaje.
    Sujetadores sexys: lencería fina para ocasiones especiales, tanto para lucir en el dormitorio como con los trajes más elegantes o las transparencias más sexys
    Sujetadores deportivos: ideales para el gimnasio ya que sujetan el pecho impidiendo que este sufra con los movimientos típicos del deporte
    Sujetadores de lactancia: se usan por las mamás que dan el pecho. Se abren en la copa para que el niño pueda acceder fácilmente al pezón.
    Por su escote
    Sujetadores altos: son los más completos, ideales para pechos grandes porque garantizan una mayor sujeción.
    Sujetadores mini: los más reducidos, aptos solo para pechos muy firmes y de pequeño tamaño
    Sujetadores balconette: un sujetador bajo pero que aguanta bien el pecho, ideal para poner con escotes. A menudo junta y redondea los pechos, ofreciendo un aspecto muy sexy.
    Sujetadores cruzados: este estilo de sujetador tuvo mucho éxito en los años en la segunda mitad del siglo XX, hasta la última década en la que perdió mercado. Son los responsables de la forma de pecho “misil”, con los pechos separados y muy elevados. Gracias a la vuelta a la moda sesentera y setentera, estos sujetadores parece que quieren volver a recuperar su lugar en el mundo de la moda.
    Por sus tirantes
    Sujetadores clásicos: con tirantes a los lados
    Sujetadores de cierre al cuello: permiten sujetarse detrás del cuello para poner con este tipo de vestidos.
    Sujetadores de tirantes cruzados en la espalda: en lugar de colocarse en los hombros, los tirantes se cruzan en la parte baja de la espalda para permitir vestidos palabra de honor y garantizar una buena sujeción.
    Sujetadores sin tirantes: parecidos a los anteriores, pero carecen de los tirantes cruzados en la espalda.
    Por su cierre
    Cierre en la espalda: el más habitual
    Cierre delantero: ideal para personas que tienen problemas en llegar a la espalda para abrochar y desabrochar el sujetador.

  • Trucos para eliminar las bolitas de los jerséis

    Seguro que has escuchado muchas veces que los jerséis de buena calidad no hacen bolitas. Es verdad que posiblemente no hagan tantas como aquellos elaborados con materiales de mala calidad, pero lo cierto es que son raros los que se libran de que con el roce y los lavados aparezcan las molestas pelotillas, sobre todo en la zona interior de los brazos y los laterales.
    jersey-cuello-alto-con-rayas-online
    Una de las mejores formas de evitar que se formen es lavando a mano la ropa delicada, sin embargo no siempre es posible eso ya que el ritmo de vida que llevamos nos roba mucho tiempo. El lavado a máquina hace que además de sufrir un mayor roce, el jersey acabe frotándose con otras prendas, por lo que las bolitas no son solo producto de la lana de esa prenda, sino también pueden ser de otros colores, lo que todavía es más notorio y antiestético.
    Afeitado y máquinas para quitar las bolas
    Afeitar los jerséis con una maquinilla es un truco que a menudo recomiendan en muchas páginas de remedios para el hogar, sin embargo hay que tener mucho cuidado. La maquinilla puede acabar llevándose algunas de las fibras superficiales de la lana y por tanto desgastando el jersey. Tras pasarla un par de veces, podría ser que se acabara por romper y deshilachar. Es preferible en todo caso utilizar una cuchilla en la mano, y pasarla con suavidad.
    Las máquinas para quitar las bolitas son más delicadas, ya que tienen un cabezal protector, pero en ocasiones no son capaces de eliminar todas las pelusas adheridas al jersey. No obstante, si se utilizan correctamente, sin cargar en exceso, son una buena forma de renovar estas prendas sin dañarlas.
    Otros trucos efectivos
    Los estropajos de fibra verde que utilizamos para fregar la loza son también un buen aliado para hacer desaparecer las bolitas de los jerséis. Tan solo debemos de pasarlos delicadamente sobre la prenda bien estirada y comprobaremos como las bolitas quedan enganchadas en el estropajo, mientras que la prenda no se daña.
    Aunque algunas personas recomiendan utilizar tiras de cinta de embalaje para quitar las bolas, estas cintas pueden dejar pegamento sobre la prenda, por lo que no son en absoluto indicadas. Existen papeles adherentes especialmente pensados para la ropa que ayudan con las pelusas, una vez que hemos podido retirar las bolas de mayor tamaño.

  • Pareos y falditas para tu bikini

    Todo lo que rodea a los bikinis se ha convertido en motivo de moda playera. El ejemplo más representativo son los pareos, que en sus diferentes tamaños y versiones son un clásico año tras año. Los pareos largos pueden llegar a ser incluso faldas para la calle, mientras que los más cortos se ciñen en la cadera y no cubren más que una pequeña parte de la misma, mientras que al otro lado se reducen a un simple nudo. Otra opción son los pantalones de playa, cortos y muy sexys y que cumplen la misma función del pareo.
    pantalones-cortos-de-playa-comprar
    En estos tamaños reducidos no se trata pues de una prenda para proteger del sol ni que tenga ninguna utilizada más allá de la estética, pero es tremendamente sexy y atractivo. Lo mismo ocurre con las falditas, algunas tan pequeñas que cubren poco más que una braguita de bikini pero que dan un toque muy femenino y coqueto al conjunto.
    En sus versiones más largas, falditas y pareos son un buen elemento para pasear por la playa y protegerse un poco del sol, evitando de este modo quemarse demasiado cuándo permanecemos mucho tiempo en playa o piscina. Algunas mujeres también los utilizan como una manera de disimular sus caderas o la celulitis de sus muslos al pasear por la playa, para que de este modo no sea tan evidente, tal como se hace con los volantes de algunos modelos de bañadores.
    Tankinis
    Los tankinis son conjuntos formados por una braguita de bikini y una camiseta de tirantes que hace las veces de parte superior. Puede ser un top, en cuyo caso es algo más grande que un sujetador de bikini pero deja al descubierto el vientre, o puede ser completo, creando un efecto bañador. Algunas mujeres utilizan incluso tres partes, un bikini normal y una camiseta de tankini para combinar como mejor les interese.
    Algunas mujeres prefieren el tankini al bañador porque aunque ofrece el aspecto estilizado de este, es más cómodo. Una de sus ventajas radica en que se puede recoger al tomar el sol, dejando la tripa y espalda al descubierto, y cubrir a continuación si queremos dar un paseo por la playa sin sentirnos demasiado desnudas.
    Es también una opción cómoda para las embarazadas, que no se sienten tan encorsetadas como con un bañador, pero prefieren no tener la tripa al aire. Con el tankini, además, pueden ir al baño con comodidad, cosa que se agradece en los estados de gestación más avanzados.

  • Para esta primavera, chaquetas de encaje

    Las chaquetas de encaje son un complemento ideal para la primavera. Ya sean realizadas totalmente en este material o combinadas con otros materiales, ofrecen elegancia y frescura además de un toque muy femenino.
    Destaca especialmente el modelo T406 de Motufashion por su volante en tul, que además de darle un toque muy especial consigue un efecto final retro muy atractivo, a la vanguardia de la moda. Su color la hace perfecta tanto para poner durante el día como durante la noche y al ser de cremallera la comodidad está garantizada sin perder ni un ápice de elegancia.
    chaqueta-con-encaje-beige-comrpar
    El toque más elegante
    La evolución más elegante de este modelo lo encontramos en la chaqueta modelo T387 con el mismo corte, pero con un encaje en tono de beige que destaca sobre el fondo negro. Este contraste le otorga una gran distinción, convirtiendo esta chaqueta en una gran opción para cualquier evento en el que queremos lucir elegantes y muy modernas.
    Se puede combinar con pantalones de encaje, tal como vemos en la fotografía de la modelo, pero también con vestidos, convirtiéndose en una elección perfecta para esta época del año en la que ya apetece ponerse escotes y mangas cortas, pero en las que llegada la noche se agradece enormemente una prenda que proporcione un poco de abrigo sin desentonar en el conjunto.
    La chaqueta también está disponible en color negro, una elección más clásica pero que seduce por su elegancia y por lo fácil que es combinarla con cualquier traje, quedando perfecta en cualquier ocasión. Probablemente la chaqueta modelo T386 sea la más versátil de todas.
    Una opción diferente
    Las chaquetas de encaje no tienen por qué ser cortas. No hay más que echar un vistazo al modelo T336 para comprobarlo. Esta chaqueta de corte americana, con un original frente, queda estupenda con unos pantalones vaqueros para una cena elegante pero informal y también con un pantalón de raso o un vestido de noche, cuando la ocasión lo requiere.
    Su corte estiliza la figura y su forro blanco ofrece un suave y elegante contraste que ayuda a destacar los dibujos del encaje.
    El modelo T126 del catálogo de Motufashion es una opción más informal de chaqueta de encaje, ideal para el día. En color blanco, el cuello, puños y cintura están realizados en un elástico que le confiere un cierto toque juvenil. Su encaje totalmente transparente la convierten en una opción muy sexy para las tardes primaverales.

  • La asimetría continúa siendo tendencia

    A lo largo de las pasadas temporadas hemos visto como la asimetría poco a poco ha ido ganando espacio en los principales catálogos de moda. Las apuestas de los diseñadores por esta tendencia fueron en un principio tímidas, limitándola tan solo a la cola de pato, que llegó pisando fuerte, pero poco a poco se ha ido estableciendo de diferentes modos.
    xvestido-negro-asimetrico-ariel-online-fashion-chic_1.jpg.pagespeed.ic.lGpwLpWA0j
    Uno de los puntos en los que más ha triunfado la asimetría ha sido en los escotes de los vestidos, especialmente los de fiesta, siendo su principal exponente los vestidos con un solo tirante, o incluso con una sola manga tal como vimos el verano pasado.
    Durante la primavera verano 2015 volveremos a ver este tipo de cortes en los que incluso se utiliza media capa o una sola manga corte murciélago. Un tirante cruzado, al más puro estilo de los vestidos del Hollywood clásico también continuarán siendo una de las tendencias más elegantes para la ropa de fiesta de este verano.
    La asimetría en las faldas
    Además de la ya nombrada cola de pato, la asimetría en las faldas ha tomado otras formas. Una de las más atractivas es la de las superposiciones, ya que da mucho juego, permitiendo combinar las ventajas de una minifalda con las de un traje largo al mostrar tan solo una pierna o permitir que el vestido se abra totalmente delante dejando ver una segunda falda corta. Se lucen así las piernas sin renunciar a la elegancia del largo y pocas son las famosas que se han resistido a estos seductores vestidos con faldas superpuestas.
    Incluso las faldas cortas han jugado con los falsos cruzados para dejar ver picos asimétricos que le dan un toque diferente y muy moderno a una falda que en principio no tendría demasiados puntos llamativos.
    La asimetría en los cortes
    Por último, también se lleva la asimetría en los cortes de los vestidos. Nos referimos a los vestidos que dejan ver parte de la piel y que ahora lo hacen sin seguir una estricta simetría, realizando todo tipo de dibujos, incluidas las ondas. De este modo, el traje adquiere mucho movimiento y se puede jugar con los cortes para conseguir una imagen mucho más estilizada.
    La asimetría continúa pues de moda y promete quedarse durante bastante tiempo, ya que hasta ahora está siendo capaz de renovarse y sorprender cada temporada, ofreciendo diferentes matices cada vez más atractivos.

  • Las pelirrojas se atreven con todo

    Si hace años ser pelirroja era casi una maldición en lo que a moda se refiere, ahora es todo lo contrario. Las pelirrojas están de moda y son muchas las actrices y famosas que lucen este color de pelo ya sea natural o teñido. Esto ha hecho caer muchas de las barreras con las que estas mujeres se enfrentaban en el pasado y que actualmente se puede afirmar con rotundidad que ya no están vigentes.
    Por ejemplo, mientras que se decía que el verde era uno de los colores que mejor sentaba a estas mujeres, el rosa estaba totalmente vetado para ellas, en especial si tenían el pelo anaranjado. Al igual que pasaba con la ropa, las combinaciones de naranja y rosa se consideraban poco adecuadas, pero desde hace años ya no es así. Muchos diseñadores han incorporado estos dos tonos a sus prendas y ha resultado ser del gusto de la gente, por lo que ahora sí, las pelirrojas pueden optar por toda la gama de rosas tanto para la ropa que se ponen como para su maquillaje de labios. El contraste está de moda y hay que sacarle todo el partido.
    vestido-bandage-celebrities-roxan-online
    Vivan las pecas
    Se acabó también el disimular las pecas con gruesas capas de maquillaje y crema correctora. Por el contrario, la moda está en resaltarlas con bases claras que dejen que asomen, ofreciendo su toque infantil y coqueto. Y si las pecas en la cara están de moda, los lunares lo están en la ropa, especialmente los de gran tamaño.
    Una reivindicación en tus vestidos de esos diminutos lunares que pueblan tu piel y a los que ahora por fin se ha aprendido a sacar partido, en lugar de luchar contra la naturaleza. Y es que no hay nada como la belleza natural. Los lunares en la ropa ofrecen frescura y desenfado y son ideales para la primavera y el verano.
    Pelirrojas y negro
    Otro mito que ha caído es el de que las pelirrojas no deben de utilizar el color negro debido a que acentúa la palidez natural de su piel. Es cierto que las mujeres con este color de pelo a menudo son de tez muy blanca, pero como hemos visto, los contrastes están de moda. El negro con un buen maquillaje puede dar un aspecto de piel de porcelana muy delicado. Si por el contrario quieres evitar una imagen excesivamente pálida, utiliza el negro en las faldas y pantalones y no en la parte superior de la ropa.

  • Zapatos de tacón: póntelos sin morir en el intento

    Todas queremos lucir estupendas sobre nuestros zapatos de tacón, pero estos pueden llegar a ser terriblemente molestos, causando dolores, rozaduras y ampollas. Estos son algunos trucos que te ayudarán a que tus pies no sufran tanto cuándo quieres presumir de piernas estilizadas y centímetros de más.
    zapatos-de-tacon-con-plataforma-chic
    1)Escoge bien tus zapatos: Es importante que los zapatos sean de la talla adecuada, pero también lo es escoger bien el material en el que están hechos. Para aquellas que tienen pies a prueba de todo o en casos en los que solo se piensa utilizar esos zapatos en momentos puntuales, no tiene mucha importancia el material en el que esté fabricado el zapato, pero si están pensados para llevarse durante horas, la piel es la mejor opción.
    2)Elige una altura apropiada: Dicen los expertos, entre los que se encuentra Manolo Blahnik, que tres centímetros es la altura ideal para unos zapatos de tacón que se van a poner durante todo el día. Para los zapatos de fiesta se puede dar un poco más de altura a los tacones compensándolos con plataforma delantera para evitar una curvatura excesiva del pie.
    3)Utiliza sticks para las rozaduras: Los que practican deportes acuáticos con aletas saben lo desagradable que puede ser aguantar las rozaduras del duro neopreno sobre la delicada piel del pie. Ellos fueron los primeros en utilizar sticks protectores que dejan una fina capa sobre la piel, totalmente invisible, y que ayuda a que no se formen ampollas. Están a la venta en todas las farmacias y se deben de utilizar sobre todo cuándo se estrena un calzado que todavía no está adaptado al pie.
    4)Utiliza plantillas de gel: Las plantillas de gel, ya sean para el pie entero o solo para la parte delantera del mismo, ayudan a aliviar la presión del soportar el peso del cuerpo sobre una zona reducida del pie. Si optas por las plantillas completas ten en cuenta que quizás necesites una talla más de zapato, sobre todo si estas son gruesas.
    5)La cirugía también existe: Aunque las intervenciones nos son quizás la mejor apuesta, muchas famosas y mujeres que por su profesión deben de ponerse zapatos de tacón durante muchas horas recurren a una sencilla intervención de una hora de duración aproximadamente y que se realiza con anestesia local. Consiste en extraer grasa de alguna zona del cuerpo e inyectarla en el talón y en la parte delantera del pie, creando así almohadillas de grasa que amortiguan el impacto del peso del cuerpo sobre los huesos del pie. Con el paso del tiempo, el cuerpo absorbe esta grasa, por lo que hay que volver a inyectarla.

Artículos 91 a 100 de 123 en total

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x