Pedido telefónico:

¿Cómo hacer que tu traje de baño dure mucho más tiempo?

Sol y salitre o sol y cloro son dos de las peores combinaciones de este verano para todo aquello que las sufre. Que se lo digan sino a nuestro pelo, que debemos de cuidar con mascarillas y champús especiales durante todo el verano para que no quede estropajoso y seco.
Los trajes de baño también sufren de esta destructiva combinación y aunque sus telas de lycra suelen estar pensadas para soportarlo casi todo, unos buenos cuidados van a contribuir sin duda a que se mantengan impecables durante más tiempo, pudiendo disfrutar de bañadores y bikinis con colores intensos y con una correcta sujeción toda la temporada.
bikinis-negro-b83_l_1
El lavado de los bañadores
No es necesario lavar el bañador tras cada uso, un simple aclarado en agua fría es suficiente. Si el bañador tiene alguna pequeña mancha se puede lavar con un jabón neutro frotando con suavidad tan solo en esa zona, de modo que no haya que limpiar toda la prenda. Evitar pasos innecesarios por la lavadora nos ayudará a que los colores se mantengan impecables.
El vinagre es un gran aliado precisamente en este tema, ya que evitará que estos pierdan intensidad. Si vamos a lavar la prenda a mano debemos de sumergirla en agua con un chorro de vinagre antes de proceder a la limpieza y si es en la lavadora, un chorrito nos ayudará también a hacer las veces de suavizante.
Consejos prácticos
Las pinzas pueden dañar la lycra del bañador, por lo que se recomienda que seque extendido sobre una superficie plana y preferiblemente a la sombra. La acción del sol puede hacer que las gomas acaben deterioradas y la lycra ceda, dando un aspecto envejecido al bañador y haciendo que este no sujete como debería.
Evita que los bronceadores manchen demasiado el bañador, pues pueden dañar sus tejidos, además de que con la acción del sol esto favorece que se apaguen los colores.
Evita los roces al salir de la piscina, para eso es preferible usar las escaleras y no impulsarse al bordillo. Tampoco es recomendable sentarse sobre la arena o el césped durante mucho tiempo, pues la primera actúa como una suave lija sobre los tejidos, mientras que la hierba puede desteñir, causando marcas muy difíciles de eliminar.
Al final de la temporada lava bien el bañador sin utilizar suavizantes y guárdalo dentro de una bolsa cerrada para que no se dañe. Estará impecable para el verano siguiente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
x